Un juzgado concede la incapacidad absoluta a un mozo de almacén por una fibromialgia

La sentencia indica que el recurrente no puede realizar las “fundamentales tareas” de su actividad laboral

El Juzgado Social número 14 de Barcelona ha estimado el recurso presentado por un empleado de un almacén de una empresa de logística contra el Instituto nacional de la Seguridad Social (INSS) y le concede una incapacidad permanente en grado de absoluta, derivada de una enfermedad común, con una pensión superior a los 2.500 euros. El demandante solicitó la incapacidad temporal en 2017 por un diagnóstico de lumbago aunque un informe médico indicaba que sufría una fibromialgia.

El INSS denegó su petición, ya que consideraba que no reunía el requisito para la incapacidad, por lo que el trabajador, representado por el gabinete jurídico Tribunal Médico, presento un recurso en los juzgados aportando informes médicos en los que se indica que sufre varias patologías como un trastorno depresivo mayor grave cronificado, fibromialgia con afectación severa con poca respuesta analgésica así como dolor en las cervicales.

La sentencia remarca que, ante estas enfermedades, el demandante no puede realizar las “fundamentales tareas” de su actividad laboral “con unas exigencias mínimas de continuidad, dedicación, rendimiento y eficacia”. Por eso le concede la incapacidad permanente absoluta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *