Fibromialgia, Torpeza, Falta de Equilibrio. Lo Mío es Torpeza o Fibromialgia? Caso Real.

De niña, me conocían como la torpe-torpe. A mis padres les encantaba contarle a todos, sobre las múltiples veces que me caí por las escaleras sin ni siquiera moverme. No importa dónde estuviéramos, no podían esperar para relatarlo. Sé que pensaron que era gracioso, y no significaba ningún daño, pero todavía dolía, y no ayudaba en absoluto a mi autoestima.Yo tenía 9 o 10 años cuando sucedió. Estaba de pie en la parte superior de las escaleras y sin mover un músculo, comencé caer por las escaleras y terminé con un corte en mi barbilla. Cuando me quitaron las vendas un par de semanas más tarde, volvió a ocurrirme lo mismo.

Ese es mi primer recuerdo de que se hayan burlado por ser torpe. A los 52 años, todavía sucede. Al principio, yo seguía el juego. Me reía, mientras que por dentro me sentía avergonzada y humillada. Ahora, es difícil esconder el dolor y la ira que siento, cuando se burlan de algo sobre lo que no tengo control.Parte de esto tiene que ver con mi equilibrio, o la falta del mismo. Espero que nunca me detenga la policía y me haga caminar una línea recta. Yo fracasaría en gran manera. No podría caminar en línea recta ni para salvar mi vida.

Durante años, me sentí como una idiota por caerme, tropezando con las paredes y tropezando con mis propios pies. No importaba lo mucho que lo intentara, siempre haría algo para avergonzarme a mí misma y a los demás. No hago estas cosas a propósito, pero trato de explicarlo a los que están molestos por mis ‘accidentes’.
Intenté con la terapia física para ayudarme a trabajar en mi balance, pero fué en vano. El terapeuta pensó que no estaba haciendo mi tarea de ejercicios. Realmente los hice, pero no me ayudó. Mirando hacia atrás, creo que necesitaba darme más tiempo, y debería haber buscado una segunda opinión. Tal vez fue el terapeuta, y no yo.Golpear a una persona emocionalmente, debido a una enfermedad que no puede controlar, realmente dice mucho sobre la manera de ser de la otra persona. Mis padres no sabían que estaba relacionado con mi salud, y nunca se hubieran burlado de mí, si lo hubieran sabido. Desafortunadamente, hay personas que lo saben, y siguen siendo muy crueles conmigo.
Una cosa que he notado es que el estrés empeora mi equilibrio. Me golpeo contra las paredes, las esquinas de las mesas, y las puertas. Tengo los moretones para probarlo. Si me ocurre trabajando, uso aceites esenciales

 para calmarme. La lavanda es mi aceite para relajarme y despejar la cabeza.
La falta de sueño es otra gran causa para mí situación. A veces, estoy totalmente agotada, y tengo problemas para funcionar. Moverme sin golpearme, es casi imposible.

Cuando me diagnosticaron FM, pensé que la gente dejaría de burlarse de mí. Pensé que serían más comprensivos. Lamentablemente, ese no fue el caso. En lugar de ser amables, algunas personas fueron justo lo contrario. El diagnóstico no cambió el hecho de que seguía siendo una vergüenza. ¿Quién quiere estar en público con alguien que camina golpeando las mesas y tropieza con sus propios pies?Para combatir mi torpeza e inestabilidad, trato de ir a la cama a la misma hora cada noche. También me parece que el enfrentarme al hecho de que no puedo cambiar lo que soy, pero puedo cambiar la forma en que reacciono y respondo a los demás, es crucial para mi bienestar.

La fibromialgia me quitó el equilibrio, y me hace parecer una tonta a veces, pero podría ser peor. La gente necesita iluminarse y entender que somos humanos y tenemos sentimientos. Reírse de los demás debido a su enfermedad es mezquino y absolutamente innecesario. Defiéndete. Trata de rodearte de otras personas, aléjate de los que se ríen de tí. La vida es demasiado corta como para que otros te roben tu alegría.

21 thoughts on “Fibromialgia, Torpeza, Falta de Equilibrio. Lo Mío es Torpeza o Fibromialgia? Caso Real.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *