Fibromialgia, la enfermedad invisible: “Aunque me veas con buena cara, siento dolor”

Una mujer aquejada de dolor de espalda.

Una mujer aquejada de dolor de espalda.

Tengo 54 años y el año pasado por fin me dieron un diagnóstico después de muchos años con dolor, en los cuales siempre me decían que tenía desgaste de huesos. 

El diagnóstico fue fibromialgia, la enfermedad invisible y no creíble para muchas personas. Llega un momento en el que no sabes ya qué es lo que te duele, porque cada día es algo diferente. 

Aunque no quieras y pretendas ser fuerte, el dolor puede más, entras en depresión y ansiedad y el mundo se derrumba a tus pies. Las personas que te conocen te creen y aunque en el trabajo es complicado intentas sonreír y cumplir con las tareas.

Lo malo es que algunos compañeros piensan que no te duele nada porque sales y entras y quieres vivir, pero no es así. Aunque tengas buena cara, el dolor siempre va con nosotros. 

Solo pido más conciencia sobre esta enfermedad, más investigación y que nos crean. Que tener buena cara o querer arreglarte un poco no quiere decir que el dolor desaparezca, solo que quieres sentirte o intentar sentirte mejor.

Pido más calidad de vida para las personas que, como yo, sufren en silencio cada día. Basta ya de que sea una enfermedad invisible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *