Estrés en la Fibromialgia. Protejámonos! Desintoxiquemos Nuestro Cuerpo. Cómo lo Logramos?

El glutatión (también llamado GSH) es el antioxidante 

más importante producido por nuestro cuerpo, y es utilizado 

por todas y cada una de nuestras células para deshacerse de 

sustancias tóxicas, regular las funciones del sistema 

inmunológico, proteger el ADN de mutaciones, ayudar a 

inhibir la replicación de virus, entre cientos de funciones 

más en el organismo.

El glutatión es producido en el cuerpo a partir de 3 aminoácidos: Cisteína, ácido glutámico y glicina.

El glutatión también beneficia al cuerpo para reparar el daño celular causado por la contaminación, el estrés y la fatiga. Los glóbulos blancos, especialmente las células T, responsables de la salud del sistema inmunológico, requieren glutatión para multiplicarse y permanecer en niveles óptimos en la sangre.El glutatión es utilizado por los médicos en el tratamiento de enfermedades tales como: Enfisema pulmonar, Fibrosis pulmonar, Diabetes, Alzheimer, Parkinson, SIDA, Cáncer, entre muchos otros problemas de salud. Es bien conocido que el glutatión es un antioxidante poderoso, y que tiene la habilidad de  desintoxicar las células del cuerpo. Estas funciones limitan el daño a las células producido por los radicales libres.

No es de sorprender que los niveles más altos de glutatión se encuentren en el hígado y los pulmones, donde las toxinas producidas por los alimentos no saludables que comemos todos los días, y el aire contaminado que respiramos, son removidos del organismo. De manera similar, relativamente altos niveles de glutatión son encontrados en los riñones. 
Alimentos ricos en glutatión.Es necesario consumir alimentos ricos en nutrientes que ayuden a nuestro cuerpo a producir glutatión suficiente. El ejercicio ayuda a las células a mantenerse sanas, e incrementar la eficiencia en el uso del glutatión, adicionalmente, suplementos precursores de glutation son recomendables.
Fuentes de glutatión recomendadas son espárragos, espinacas, brócoli, ajo, col, cebollas, berros y coles de bruselas. Algunas especias como el comino y la canela también elevan modestamente los niveles de glutatión.Otros alimentos que contienen glutatión en menos cantidad son melón, aguacate, pomelo, duraznos, naranjas, nueces, granola, pavo y pollo.Sin embargo, y esto es fundamental, es mucho más importante enfocarse en alimentos que contienen precursores de glutatión, que glutatión en sí mismo. Un precursor es un elemento que requiere el cuerpo para producir el glutatión, en este caso son cisteína, ácido glutámico y glicina. Esto se debe a que el glutatión posee una estructura química que es débil al proceso digestivo, haciéndola inútil muchas veces, segundo, para aprovechar el glutatión, el cuerpo tiene todas las formas de romperlo en sus componentes, para poder crear el suyo propio, y obtener los beneficios del mismo.

El ácido glutámico y la glicina se encuentran en casi todos los alimentos que comemos, pero la cisteína es mucho mas escasa encontrándose en huevos, ajo, leche. Sin embargo, la cisteína es sumamente sensible al calor, de manera que si se calientan estos alimentos pierden por completo su cisteína, inactivándola. La leche pasteurizada se le llama desnaturalizada por este hecho, porque al calentarla pierde muchas de sus propiedades útiles.También se recomienda el consumo de alimentos ricos en selenio, conocido por ayudar a elevar los niveles de glutatión, alimentos como las nueces de Brasil, nueces, y alimentos del mar contienen selenio.
Suplementos de glutatión y precursores de glutatión.A pesar de que el glutatión está presente en nuestra alimentación, es crucial poder consumir suplementación que ayude a elevar a niveles saludables el mismo, pues en la actualidad nuestro organismo está sujeto a retos mucho más grandes que hace 30 o 50 años, de manera que mayores reservas de glutatión se requieren para prevenir enfermedades.  Si se busca elevar los niveles de glutatión únicamente con alimentos en casos terapéuticos resultará poco efectivo pues, las cantidades requeridas de glutatión,  como un apoyo al tratamiento de problemas de salud, son mucho más altas.De tal forma que, para poder tener los beneficios que aporta el glutatión a nuestro organismo, es esencial proveer al cuerpo de suplementos -precursores- que apoyen su producción natural a nivel celular, y no quedarnos únicamente con el glutatión que proviene de los alimentos que consumimos, ya que este, resulta insuficiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *