¿En que se relaciona la fibromialgia con la aparición de juanetes?

Los ejercicios a nivel muscular, que además estiren las articulaciones son buenos aliados ante la aparición de juanetes por una fibromialgia previa.

La fibromialgias es un trastorno que hace estragos en la salud de quien lo sufre, especialmente porque en muchas ocasiones imposibilita el llevar una vida normal. Ahora bien ¿Qué pasarías si este padecimiento también estuviera relacionado con la aparición de los juanetes?

Como cada año, en el mes de mayo se celebró el Día Internacional de la Fibromialgia, fecha que busca concientizar a la población sobre el trastorno y presentar los resultados de las investigaciones que se llevan a cabo en torno al padecimiento.

En relación a esto, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, publicó una investigación basada en datos y en la relación que existe entre la fibromialgia y los juanetes.

De acuerdo a las estadísticas, hay mayor incidencia de fibromialgia en las mujeres, las cuales tienen más tendencia a sufrir de juanetes.

La incidencia de 85% sugiere que las féminas tienen pérdida significativa del equilibrio, problemas para ponerse los zapatos y una serie de molestias asociadas a sus pies.

Igualmente las pacientes experimentan deformidades en los dedos y cambios en las formas de los pies.

Además, la vitalidad y salud anímica de la persona se ve comprometida, pues ambos padecimientos incapacitan al afectado y lo vuelven dependiente de terceros para cosas en las que antes no requerían ayuda.

¿Cómo tratar esto?

El grupo de expertos también explicó que el tratar el padecimiento requiere una evaluación particular, pues cada paciente presenta particularidades en su condición.

De acuerdo a los podólogos, si el paciente está atravesando por la fase inicial de juanetes, con un tratamiento podológico conservador bastará.

Ciertos fármacos contribuyen a que el o la afectada recupere lo perdido: La postura, la forma normal de los pies, el equilibrio y la independencia. Algunos implantes desarrollados en función del paciente, detienen la pérdida de tejido graso y controla el avance de la deformidad.

Los ejercicios a nivel muscular, que además estiren las articulaciones son buenos aliados ante la aparición de juanetes por una fibromialgia previa.

Finalmente el Consejo de Podólogos menciona la cirugía como alternativa para los afectados que están en fases más graves.

Cabe destacar, que en el informe puntualizaron la importancia de visitar a un médico podólogo para atacar el padecimiento; y evitar la complicación de los juanetes desarrollados a partir de un caso de fibromialgia.

No es el primer estudio

Los casos de este tipo llevan tiempo bajo la lupa de los médicos dedicados a la podología.

La Universidad de Extremadura junto a la Universidade da Coruña, realizó un trabajo en el que participaron más de 200 mujeres de entre 26 y 83 años.

En esa ocasión la mitad de las participantes no tenían ningún tipo de problema óseo o podológico; mientras que el resto padecía de alguna enfermedad reumática aún no especificada.

Como consecuencia los médicos apreciaron que el 100% de las féminas con fibromialgia experimentaban condiciones asociadas a los pies.

Información de interés

¿Conoces la fibromialgia?

La fibromialgia es definida por los especialistas como una enfermedad o trastorno reumático crónica que afecta entre el 2% y 6% de la población mundial.

Es más común en las mujeres, relacionándose su aparición con el síndrome de fática crónica.

Los pacientes con fibromialgia experimentan dolor musculoesquelético generalizado, fatiga y problemas en el buen dormir. También afecta la memoria y la salud anímica.

Caraterísticas de la fibromialgia

Generalmente los primeros signos aparecen luego de sufrir algún tipo de lesiones físicas, traumatismo, cirugías, infecciones o altos niveles de estrés.

Otros síntomas propios de la fibromialgia son los dolores de cabeza, trastornos de la articulación temporomandibular y el síndrome de intestino irritable.

En el peor de los casos aparece la depresión y la ansiedad.

Igualmente todos los síntomas mencionados se pueden acumular y estallar de la nada.

Causas y factores de riesgo de la fibromialgia

Las causas de la fibromialgia se asocian a aspectos genéticos, pues la enfermedad puede ser hereditaria. En este caso hay mutaciones genéticas de por medio.

También puede ser producto de infecciones que la originan o empeoran a niveles crónicos. La artrosis, artritis reumatoide hacen más propenso al paciente de sufrir esta enfermedad.

Un traumatismo físico ocasionado por un accidente, así como altos grados de estrés favorecen la fibromialgia.

Tratamiento para tratar la fibromialgia

La fibromialgia no tiene cura, por ende su tratamiento está enfocado en disminuir los signos y mejorar la salud del paciente para que este no se incapacite.

Los medicamentos ayudan a reducir el dolor y que la persona no vea afectado su buen dormir. Generalmente son recetados analgésicos (ibuprofeno, paracetamol, naproxeno o tramadol).

Asimismo, se emplean antidepresivos y anticonvulsivos.

Datos sobre los juanetes

Los juanetes surgen no solo por la fibromialgia, sino por el uso de zapatos apretados y estrechos. Se trata de una protuberancia en la base del dedo gordo del pie, que se caracteriza por un hueso frontal que se sale de lugar.

Respecto a la piel, esta se enrojece y luce adolorida.

Hay juanetes que crecen en menor proporción en los dedos pequeños del pie.

Causas

Actualmente no se tiene una causa determinada de porque aparecen los juanetes, no obstante, podría ser producto de herencia genética, así como las lesiones o el someter el pie a demasiada presión.

En relación a esto, el calzado incómodo podría ser un gran factor de riesgo, ya que los tacones demasiados altos o angostos en la parte delantera, provoca que los dedos se apiñen incómodamente. Los zapatos apretados tampoco son buena idea.

Por otra parte, presentar una lesión al nacer es otra causa de la aparición de los juanetes.

Cabe destacar, que cuando no es atacado el problema a tiempo, pueden desarrollarse ciertas complicaciones como la bursitis, el dedo de martillo o la metatarsalgia.

Tratamiento para el juanete

Cuando una persona padece de juanetes, de acuerdo al nivel del problema le será recomendado un tratamiento en específico.

Si no es de gran peligrosidad y la persona lleva una vida normal, entonces el paciente debe usar zapatos espaciosos e incluir rellenos no medicados para que amortigüen el dolor.

Asimismo, los medicamentos como el acetaminofén, ibuprofeno o las inyecciones de cortisona resultan útiles.

También funciona la aplicación de hielo para la inflamación. Hay plantillas especiales que disminuyen la presión en el pie y frenan el avance del juanete.

Los médicos someten a los afectados a cirugías no por motivos estéticos, sino cuando los juanetes impiden que la persona lleve una vida normal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *