Afectados por la fibromialgia claman por la unidad que acelerará los diagnósticos

La Comunitat cuenta con más de 200.000 residentes que sufren la dolencia y que tardan años en descubrirlo

Afectadas por la fibromialgia, durante una protesta, en una imagen de archivo. / rafa molina
Afectadas por la fibromialgia, durante una protesta, en una imagen de archivo.

Asociaciones de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple (Fedafi), entidad que lleva años tratando de mejorar la atención a los, aproximadamente, 204.000 afectados que se contabilizan en la Comunitat. Fruto de este trabajo, el colectivo logró que en septiembre de 2018, el Gobierno autonómico aprobara una Proposición No de Ley (PNL) que, entre otras cuestiones, establecía la creación en Valencia de una unidad multidisciplinar que se encargará de los diagnósticos puesto que, en la actualidad, los afectados pasan años hasta que finalmente los equipos médicos logran desvelar su dolencia. «Si no se trata bien, las consecuencias son muy graves, incluso se puede llegar al suicidio», alerta la portavoz.

Luisa recuerda que antes de las últimas elecciones autonómicas mantuvieron una reunión con la propia consellera de Sanidad, Ana Barceló, en la que les trasladó que la única unidad de estas características está en San Vicente y que, en el caso de Valencia, se pondrá en marcha en el antiguo hospital militar de Mislata. Sin embargo, más de un año después de la aprobación de aquella PNL «nos vuelven a dar una palmadita en la espalda, pero nada se sabe de la unidad», de ahí que el colectivo urja a Sanidad a activar el proceso.

Por otra parte, desde la federación también apuntan que desde la conselleria se les dio traslado del compromiso de crear un grupo de trabajo con expertos para rehacer la guía de 2014 para atender a estos pacientes, puesto que la actual «es un recorte de la del ministerio de 2011».

Sanidad destaca que el diagnóstico de la mayoría de los pacientes se puede hacer en Atención Primaria

Por su parte, desde la Conselleria de Sanidad indicaron que el diagnóstico de la fibromialgia es puramente clínico, basado en síntomas. «No se puede diagnosticar a través de determinaciones o pruebas específicas, sólo por exclusión», concretaron. En esta línea, agregaron que, para una mayoría de los pacientes, el diagnóstico puede establecerse en el nivel de la Atención Primaria, «debiéndose limitar la participación del nivel de la atención especializada (reumatología, neurología o endocrinología) para situaciones donde exista una razonable sospecha de otras patologías que puedan confundirse con la fibromialgia».

Se refirieron también a la citada guía de 2014, e indicaron que, para su elaboración, «se contó con un grupo multidisciplinar de expertos y gestores (medicina de familia, enfermería, reumatología, psicología, psiquiatría, rehabilitación, gestión), la revisión de sociedades científicas, Instituto Médico Valenciano, expertos y pacientes y la validación de la Comisión de Valoración de Documentos de Actuación Clínica de la Conselleria de Sanidad». En ella, explicaron, «se plasma el proceso de atención adaptado a la organización asistencial de la Comunitat, incluyendo recomendaciones actualizadas sobre el circuito de atención a la fibromialgia, desde el diagnóstico a la actuación asistencial en función del grado de intensidad y complejidad de los síntomas».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *