Fatiga más dolor: el doble golpe de la fibromialgia y qué hacer al respecto

El Dr. Pellegrino explica que hay varios factores que pueden influir en la mezcla que drena la energía en la fibromialgia, pero también hay muchas estrategias para minimizar su impacto en la vida cotidiana.

En los grupos de apoyo al SFC y en los grupos de apoyo a la fibromialgia a los que he asistido, tanto el dolor como la fatiga son temas frecuentes de discusión … Creo que una persona que describe su fatiga lo dijo mejor. Ella dijo que sus párpados se sentían como pesas de cemento y se sentía como si estuviera usando zapatos de cemento. La fatiga puede ser un problema abrumador en la fibromialgia, y desafortunadamente, muchas personas tienen la doble maldición, tanto el dolor intenso como la fatiga severa.

¿Por qué los pacientes con fibromialgia (y SFC) tienen tal problema con la fatiga?

Hay múltiples factores involucrados. Estos factores incluyen:

1.  Desorden no reparador del sueño La
restauración que debería ocurrir durante la etapa profunda del sueño no está sucediendo. La fabricación de proteínas, la reposición de reservas de energía y la reparación de tejidos están incompletas. Dormir mal conduce a un aumento de la fatiga.

2.  Músculos desacondicionados Los
músculos desacondicionados en la fibromialgia han perdido su capacidad de producir las moléculas de energía del cuerpo llamadas ATP (adenosina trifosfato). Esta molécula de energía se almacena en nuestros tejidos, especialmente los músculos, y se utiliza como combustible para permitir que el cuerpo realice todas sus funciones, incluidas las contracciones musculares.

Cuanto menos ATP hay, menos energía disponible, y una vez que se agotan los suministros almacenados, se produce fatiga. Si este proceso ocurre rápidamente, uno puede sentir un choque repentino e impredecible de energía. En la fibromialgia, nuestro ATP crónicamente bajo contribuye a la fatiga crónica.

3.  Dolor constante
El proceso del cuerpo para controlar el dolor, registrar el dolor y expresar el dolor consume energía e involucra a los nervios, neurotransmisores y otras enzimas y hormonas. El paciente con dolor constante consumirá más energía y tendrá menos energía almacenada de lo normal. (Consulte “Fibromialgia: en última instancia, una enfermedad de dolor amplificado”.)

4.  Disminución del uso de oxígeno en los músculos Los
estudios han demostrado que los músculos con fibromialgia no usan oxígeno tan bien como los músculos normales. Esto puede reflejar un problema con las mitocondrias musculares, las orgánulos pequeños que usan oxígeno y fabrican ATP. Un problema bioquímico puede evitar que el oxígeno disponible se use de manera eficiente y adecuada para crear ATP.

5.  Depresión clínica asociada La depresión
se observa en casi la mitad de los pacientes con fibromialgia y puede causar fatiga mental extrema.

6.  Afecciones crónicas asociadas,
como artritis, hipotiroidismo u otra enfermedad. Las personas con fibromialgia pueden tener otras afecciones que consumen mucha energía y contribuyen a la fatiga excesiva.

7.  Factores cognitivos La
fibromialgia causa dificultad con la concentración y la atención, aumento de la ansiedad, aumento de la sensibilidad a la depresión y falta de atención. Este es nuestro fibrofog. (Consulte “Manejo de Fibrofog – La disfunción cognitiva de la fibromialgia”.)

8.  Sistema nervioso autonómico disfuncional.
Somos más propensos a la ansiedad y los ataques de pánico, el fenómeno de Raynaud, la frecuencia cardíaca rápida (especialmente en respuesta al estrés), erupciones en la piel (especialmente en respuesta al tacto), opresión en la garganta, síndrome del intestino irritable, irritable. vejiga y otros síntomas que son consecuencia de un sistema nervioso autónomo demasiado sensibilizado. La fatiga también puede ser una consecuencia de nuestros nervios autónomos disfuncionales. (El sistema nervioso autónomo mantiene las funciones corporales “automáticas” realizadas por muchos órganos, músculos y glándulas, e impulsa las respuestas al estrés físico o emocional: lucha o huida. Consulte “Esas autonómicas disfuncionales”).

9.  Sobrecarga visual
. Utilizo este término para describir la abrumadora información que nuestros ojos reciben y tienen dificultades para interpretar. (Revisado en el Capítulo 4 de  Fibromyalgia: Up Close & Personal .)

Tratamos de detectar un objeto en particular, pero nos enfrentamos a una variedad de formas, tamaños, colores y líneas en diferentes direcciones que literalmente abruman nuestros sentidos visuales y en ocasiones causan una sensación de mareo, mareo y mayor ansiedad. Creo que esto contribuye a la fatiga al exigir tanta energía para ordenar esta información.

10.  Disminución de la resistencia respiratoria
Muchos pacientes con fibromialgia se quejan de su falta de aliento con breves ráfagas de actividad, como subir escaleras, correr o caminar con rapidez. En realidad, pueden tener dificultades para recuperar el aliento. Esta queja respiratoria puede deberse a la repentina fatiga inducida por el ejercicio de los músculos respiratorios que interrumpe el ritmo respiratorio.

La queja parece ser independiente de si la persona está fuera de condición o si vive un estilo de vida sedentario. Dado que es necesario un proceso de respiración eficiente para suministrar oxígeno al torrente sanguíneo, cualquier problema en esta área ciertamente creará un potencial de fatiga.

11.  Movimientos musculares constantes Las
personas con fibromialgia cambian con frecuencia sus cuerpos para encontrar posiciones más cómodas. Los movimientos habituales, como golpear los dedos en la mesa, golpear o rebotar los pies en el suelo, cruzar frecuentemente las piernas y patear una pierna, son movimientos subconscientes para aliviar el estrés muscular, mantener la sangre fluyendo y reajustar los músculos y la postura. Intentar disminuir el dolor. Sin embargo, el efecto secundario de estos patrones de movimiento es un mayor consumo de energía.

12.  Problemas hormonales La
disminución del suministro de hormonas o el uso ineficiente de las hormonas disponibles pueden ocasionar fatiga. La hormona de bajo crecimiento y los niveles bajos de tiroides son comunes en la fibromialgia y pueden disminuir el metabolismo energético y por lo tanto aumentar la fatiga. Los mecanismos de estrés alterados en nuestro cuerpo aumentarán el consumo de energía e interferirán con el uso eficiente de la energía, por lo tanto, la fatiga empeora. Otras hormonas que pueden causar fatiga cuando escasean son el estrógeno y la serotonina.

13.  Hipoglucemia / hipersensibilidad a la insulina
Nuestros cerebros requieren una dosis constante de glucosa (azúcar en la sangre) y si nuestras disfunciones nutricionales conducen a la hipoglucemia, nuestros cerebros reaccionarán al señalar: “¡Te sentirás mal hasta que obtenga más glucosa!” (Ver discusión de la hipoglucemia en “¿Por qué el aumento de peso es un problema con el fibro y qué hacer al respecto?”)

14.  Niveles bajos de magnesio El
magnesio en las células es bajo en la mayoría de los pacientes con fibromialgia. El magnesio es un mineral clave en la formación de ATP / moléculas de energía en los músculos. Bajo en magnesio significa bajo ATP, lo que significa más fatiga. (Consulte “Enfoques nutricionales en la fibromialgia: deficiencias, síntomas, estrategias de suplementos”).

15.  Candidiasis (infección por levadura)
En circunstancias normales,  Candida albicans  vive en el tracto intestinal del 80% de la población humana sin efectos dañinos. En la fibromialgia,  Candida  puede crecer en exceso en los intestinos y volverse “hostil”. Esto puede conducir a síntomas sistémicos, incluida la fatiga. (Ver “Candidiasis – Infección por levaduras y reparación nutricional”.)

La fatiga crea problemas en nuestras actividades diarias, independientemente de la causa o causas. Un efecto negativo importante de la fatiga es el aumento del dolor, que a su vez consume más energía y causa más fatiga, un ciclo de dolor y fatiga que se autoperpetúa. La fatiga interfiere con nuestra capacidad y motivación para socializar, llevar a cabo las tareas cotidianas y realizar nuestro trabajo correctamente.

Tratamiento de la lengua

Hay muchas estrategias para tratar la fatiga. La fatiga probablemente nunca se eliminará por completo, pero se pueden hacer muchas cosas para controlar sus consecuencias y minimizar su impacto en la vida cotidiana.

Es posible que su médico primero quiera investigar enfermedades subyacentes como el hipotiroidismo, los trastornos del sueño, la anemia y la enfermedad del tejido conectivo, que involucran diferentes enfoques de tratamiento. Si no hay presentes enfermedades subyacentes significativas, la fatiga puede atribuirse al síndrome de fibromialgia (o síndrome de fatiga crónica).

Algunos laboratorios específicos que ordeno frecuentemente en pacientes con fibromialgia con fatiga significativa incluyen:

•  Conteo sanguíneo completo  (para evaluar si hay anemia o trastornos de la sangre)

•  Tasa de sedimentación  (para evaluar cualquier inflamación subyacente)

T4, niveles de TSH  (para evaluar cualquier anomalía de la tiroides)

•  Nivel de factor de crecimiento 1 similar a la insulina  (para medir las deficiencias de la hormona de crecimiento)

•  RBC de magnesio  (para medir cualquier deficiencia de magnesio intracelular).

Si los laboratorios están en el rango normal pero bajo / normal, puedo interpretarlos como “anormales” para un paciente individual. Es decir, el nivel del paciente todavía es demasiado bajo para lo que el paciente necesita, aunque el nivel pueda estar dentro del rango normal.

¿Qué pasos se pueden tomar para minimizar los posibles efectos debilitantes de la fatiga?

A continuación hay una lista de estrategias que he encontrado útiles.

1.  Desarrollar buenos hábitos de
sueño La calidad del sueño es necesaria para que el cuerpo produzca energía. Desarrollar una buena rutina de sueño. (Revisado en el capítulo 22 de  Fibromyalgia: Up Close & Personal .)

2.  Evite las
siestas largas durante el día Aunque la fatiga puede ser convincente a veces, es mejor tratar de evitar las siestas, ya que esto altera el ritmo del sueño del cuerpo. Las siestas a menudo no son refrescantes y requieren mucho tiempo. Al despertar, muchas personas se sienten aún menos enérgicas y tienen más dificultades para volver a ponerse en marcha. Incluso pueden tener un período de mayor confusión y confusión mental.

Sin embargo, en algunas personas, una siesta estratégica (menos de una hora) logra su objetivo al renovar y restaurar al individuo para que complete con más éxito el resto del día. Mientras el sueño nocturno principal no se perturbe más de lo normal , estas siestas no se deben desalentar.

Sin embargo, según mi experiencia (y los estudios sobre el sueño) muestran que la mayoría de las personas que intentan superar la fatiga con una siesta en realidad no logran el estado de ánimo refrescante y restaurador que buscan, y el patrón de sueño nocturno se ve afectado.

3.  Nutrición adecuada
Una dieta alta en proteínas / baja en carbohidratos ha ayudado a muchas personas a mejorar su energía. Las dietas demasiado ricas en grasa pueden poner al cuerpo en un modo perezoso, pero si reduce sus grasas a expensas de obtener muy poca proteína, es posible que tenga más fatiga, así que encuentre el equilibrio. (Para obtener más información, consulte “Por qué el aumento de peso es un problema con el fibro y qué hacer al respecto”).

4.  Suplementos naturales y medicamentos recetados
Las docenas de suplementos naturales anunciados para aumentar la energía son exitosos para algunas personas. Sin embargo, muchos productos energéticos contienen los estimulantes cafeína o efedrina, que pueden tener efectos adversos a largo plazo en el cuerpo y pueden ser peligrosos si se toman juntos. Antes de probar cualquier producto de energía natural, recomiendo consultar primero con su médico.

• Recomiendo una  combinación de Magnesio y Ácido Málico,  y  Calostro  como los dos mejores suplementos para tratar de mejorar los niveles de energía. Las combinaciones de magnesio y ácido málico funcionan al aumentar la energía formada en el músculo. El calostro promueve un metabolismo y energía mejorados al aumentar los niveles de la hormona de crecimiento.

• Si el nivel de B-12 es bajo / normal, puedo recomendar la  vitamina B-12 , ya sea en pastillas, sublingual (debajo de la lengua) o en forma de inyección. Las píldoras B-12 pueden no absorber bien del estómago, mientras que las otras formas de B-12 se absorben de manera diferente (las pastillas y las formas sublinguales se absorben en la sangre de los capilares en la boca y debajo de la lengua, y la inyección B-12 es absorbido en el torrente sanguíneo del músculo).

• Si la tiroides es baja o baja / normal, puedo prescribir  Armor Thyroid  por la mañana. Co-enzimaQ10 (CoQ10)  es otro suplemento que puede ayudar a aumentar los niveles de ATP / energía en los músculos.

• Los medicamentos recetados que aumentan los niveles de serotonina también pueden ayudar a mejorar la energía. Estos incluyen los  inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)  como Prozac, Zoloft, Paxil, Celexa, Lexapro y Effexor.

•  Welbutrin  es un tipo diferente de antidepresivo que, según se informa, aumenta el nivel de norepinefrina en lugar del nivel de serotonina. La norepinefrina es importante para mejorar nuestro enfoque, concentración y niveles de energía.

• El  5-HTP  es un componente nutricional natural para la serotonina que puede ayudar a mejorar el sueño y el estado de ánimo y disminuir el dolor, todo lo cual puede ayudar a la fatiga. St. John’s Wort  y  SAM-e  son otros antidepresivos de hierbas naturales que pueden ayudar a aumentar los niveles de serotonina. Si la depresión subyacente es un problema, su médico puede optar por recetarle un medicamento antidepresivo, ya que mejorar la depresión generalmente también mejorará la fatiga.

• El  médico puede recetar ciertos medicamentos recetados conocidos como  estimulantes del sistema nervioso central en casos de fatiga extrema que causan problemas funcionales debilitantes. Estos medicamentos son similares a los utilizados para niños con trastornos por déficit de atención. Incluyen Ritalin, Cylert y Provigil.

6.  Planifique las actividades programadas, especialmente en la tarde
La tarde y la tarde son a menudo los momentos más difíciles para las personas con fatiga. Después de la cena puede ser un momento especialmente difícil, especialmente si la persona se sienta para relajarse o se acuesta para leer el periódico. Puede ocurrir un “choque” e incapacidad para realizar alguna actividad útil durante el resto de la tarde.

Mi consejo es que planee rutinariamente alguna actividad, especialmente para después de la cena, que incluya hacer recados, salir al exterior, visitar personas o simplemente mantenerse en pie. Te sorprenderá saber con qué frecuencia vendrá un segundo aliento. Muchas personas tienen un ritmo natural que causa poca energía al final de la tarde y al anochecer, pero luego el estado de ánimo y el nivel de energía vuelven a aumentar.

Si eres un búho nocturno, tiendes a sentirte mejor y con más energía alrededor de las 9 p. M. Y puedes tener unas buenas horas en las que te sientes alerta y puedes lograr mucho.

Reconoce tu propio biorritmo y aprovéchalo para:

• Planea tu mejor trabajo alrededor de tus puntos altos

• Y trata de estimularte a través de los puntos bajos involucrándote en una actividad.

7.  Divida su tarea en proyectos más pequeños en lugar de uno grande.
Haga un poco a la vez y haga más en su mejor momento. Por ejemplo, el trabajo en el jardín se puede dividir en tareas específicas para diferentes noches de la semana. Puede cortar el césped delantero una noche, la otra espalda y recortar una tercera noche, en lugar de hacer las tres cosas en un día. Si nos mudamos y decidimos hacer nuestro propio empaque, es mucho más fácil empacar una caja por día durante las seis semanas anteriores a la fecha de mudanza real, que tratar de hacer todo el empaque uno o dos días antes de la mudanza. . Este tipo de autodisciplina también es necesario para vacacionar y decorar para las vacaciones. (En realidad, ¡la autodisciplina puede ayudar a muchas cosas!)

8.  Realice ejercicio regular y relajación El
ejercicio aumenta la resistencia, el acondicionamiento cardiovascular y la sensación de bienestar. De hecho, el ejercicio regular es la mejor manera de mejorar la fabricación de ATP / energía dentro de nuestros músculos. La relajación disminuye el estrés y reduce el dolor. Una caminata rápida de 30 minutos después de la cena proporciona ejercicio y relajación mental y contrarresta el punto bajo de biorritmo al mismo tiempo.

Uno no tiene que sentarse perfectamente quieto para relajarse física y mentalmente; de hecho, esto a menudo aumenta la fatiga y la tendencia a dormir. Recuerda relajarte, no la siesta.

9.  Establezca un horario diario y marque las cosas a medida que las realiza
Permitir suficiente tiempo para completar la tarea. Al mantener una lista estructurada, tiene más posibilidades de motivarse para alcanzar los objetivos diarios.

10.  Delegar tareas a otros
Una de las mejores técnicas de ahorro de energía que se conocen es hacer que alguien más use su energía para hacer su tarea. Si bien delegar responsabilidades es difícil para muchas personas, hay otros que con gusto realizarán ciertas tareas para usted. Lo mejor es ser lo más independiente posible, pero es mejor permitir que otra persona lo ayude si eso significa que tendrá energía durante una parte más larga de su día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *